Utilidad de la tomografía de coherencia óptica macular en pacientes con glaucoma y alta miopía

Elizabeth Arzuaga Hernández, Maikel Batista Peña, Daylin Cárdenas Chacón, Liset Sánchez Acosta, Dayamis Núñez Fuentes

Texto completo:

PDF

Resumen

El glaucoma es una neuropatía óptica caracterizada por la pérdida de células ganglionares de la retina y sus axones. Se presentan dos casos clínicos, ambos miopes con sospecha de glaucoma, con el objetivo de valorar la importancia del análisis de las células ganglionares en el diagnóstico de estos pacientes. La evaluación de los cambios estructurales glaucomatosos en los ojos miopes es difícil, por las considerables variaciones morfológicas en la cabeza del nervio óptico y otras estructuras del segmento posterior del ojo. La tomografía de coherencia óptica permite el análisis cuantitativo in vivo del disco óptico, la capa de fibras nerviosas de la retina y el área macular; pero interpretar los hallazgos en ojos miopes, y especialmente en altos miopes, puede ser un verdadero desafío. Estudios recientes han demostrado que las mediciones maculares tienen ventajas sobre el análisis de la capa de fibras nerviosas de la retina para determinar si los defectos del grosor de la retina se relacionan con el glaucoma o con la miopía. Sin embargo, se deben considerar varios estudios en el intento de emitir un diagnóstico de certeza.

Palabras clave

Tomografía coherencia óptica, células ganglionares, capa de fibras nerviosas, mácula, glaucoma, diagnóstico precoz.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.