Astigmatismo y cirugía de catarata

Qiang Fu, Juan Raúl Hernández Silva, Heidy Hernández Ramos, Meisy Ramos López, Wang Jiayue

Texto completo:

PDF

Resumen

La catarata es la primera causa de ceguera curable en el mundo y se produce por la opacidad del cristalino, con una disminución gradual, lenta y progresiva de la agudeza visual. La cirugía para extraer el cristalino es la única forma de curar esta discapacidad visual. La facoemulsificación ha evolucionado con el fin de lograr su perfección y el objetivo de restablecer la visión de los pacientes con la mayor calidad y cantidad en el menor tiempo posible. El desarrollo científico ha estado encaminado a controlar o eliminar el astigmatismo preoperatorio o inducido por la cirugía, y para esto se ha incluido en la actualidad el empleo de los lentes intraoculares trifocales flexibles tóricos y las incisiones menores a dos milímetros en la córnea clara, así como las incisiones relajantes limbares, las incisiones opuestas en la córnea clara, la cirugía refractiva fotoablativa y el láser de femtosegundo. Para lograr un resultado refractivo en la cirugía de catarata es imprescindible minimizar al máximo el astigmatismo inducido por el procedimiento. Este éxito se logra con un estudio personalizado preoperatorio exhaustivo, que permita satisfacer las necesidades visuales del paciente y su reincorporación temprana a sus tareas. De ahí la motivación para realizar una búsqueda de los últimos diez años de diversos artículos publicados, con el objetivo de describir los principios para evaluar el astigmatismo medio inducido posterior a la cirugía del cristalino, y su repercusión en la calidad visual y de vida de los pacientes. Se utilizó la plataforma google, específicamente la Biblioteca Virtual de Salud, con todos sus buscadores.



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.