Esta revista NO APLICA CARGOS POR PROCESAMIENTO NI PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS
Último Número

Volumen 33, Número 4 (2020): OCTUBRE - DICIEMBRE

Tabla de contenidos

Editorial

Ibraín Piloto Díaz
21 lecturas
PDF

Investigaciones

Resultados al año de la trabeculotomía gonioasistida modificada como alternativa mínimamente invasiva para el glaucoma

Objetivo: Describir los resultados visuales e hipotensores de la trabeculotomía gonioasistida modificada y determinar sus complicaciones.
Métodos:
Se realizó un estudio analítico de 30 ojos; 15 de ellos (15 pacientes) recibieron trabeculotomía gonioasistida modificada (grupo caso) y 15 ojos (15 pacientes) recibieron trabeculectomía con mitomicina C (control histórico).
Resultados
: Predominaron los pacientes masculinos. La edad promedio del grupo con trabeculectomía fue 64,2 ± 7,3 años; mientras la del grupo con trabeculotomía gonioasistida modificada fue 69,9 ± 4,8 años. La agudeza visual mejor corregida media preoperatoria fue menor en el grupo con trabeculectomía (95 VAR/100-80 vs. 97 VAR/100-90) y la presión intraocular media fue 26,0 mmHg/24,5-30,0) y 25,0 mmHg/22,5-27,0 respectivamente. Todos los pacientes con trabeculectomía recibieron 3 colirios hipotensores en el preoperatorio, mientras el 53,3 % de los tratados con trabeculotomía gonioasistida modificada requirieron 3 colirios hipotensores. Al año, la agudeza visual mejor corregida media disminuyó en el grupo con trabeculectomía (90VAR/100-75), y se mantuvo en el grupo con trabeculotomía gonioasistida modificada (97VAR/100-90).
Conclusiones:
El resultado visual, el poder hipotensor y las complicaciones quirúrgicas al año muestran la trabeculotomía gonioasistida modificada como una técnica útil y segura. Se requieren estudios a largo plazo para evaluar su efectividad futura.

Francisco Y. Fumero González, Liamet Fernández Argones, Gelén Chaviano León, Yantsy Pérez Rangel, Alcira Milena Benavides Chamorro
24 lecturas
PDF
Ejercicios físicos y presión intraocular en sujetos aparentemente sanos

Objetivo: Determinar los cambios que sufre la presión intraocular en sujetos aparentemente sanos tras la realización de ejercicios físicos.
Métodos:
Se realizó un estudio descriptivo prospectivo en el Centro Deportivo “Jesús Menéndez”, del municipio de Marianao, provincia La Habana, conducido por especialistas del Servicio de Glaucoma del Instituto Cubano de Oftalmología “Ramón Pando Ferrer” entre mayo y agosto del año 2016. Se seleccionó una muestra de sujetos aparentemente sanos, quienes estuvieron de acuerdo con participar en el estudio. Se conformaron dos grupos según el tipo de ejercicio físico: ejercicios de fuerza y ejercicios aerobios. A todos se les midió la presión intraocular basal y después de los ejercicios (inmediatamente, a los 15 y 30 minutos) con tonómetro de Perkins.
Resultados:
Ambos grupos estuvieron formados por 20 sujetos cada uno, del sexo masculino (grupo fuerza) y del femenino (grupo aerobio). La edad media fue 32,9 y 34,6 años respectivamente. En el grupo fuerza, la presión intraocular media basal fue 15,93 mmHg, la cual se incrementó a 3,71 mmHg inmediatamente después del ejercicio, y descendió a los 30 minutos hasta alcanzar cifras semejantes a la basal. En el grupo aerobio la presión intraocular media basal fue 15,73 mmHg; descendió a 5,13 mmHg inmediatamente después del ejercicio y se incrementó a los 30 minutos hasta alcanzar cifras semejantes a la basal.
Conclusiones:
La presión intraocular aumenta o disminuye en sujetos sanos en correspondencia con el tipo de ejercicio (de fuerza y aeróbicos respectivamente) y retorna a valores cercanos a los basales a los 30 minutos, como se demostró en ambos grupos.

Daylin Cárdenas Chacón, Yisel Núñez Larín, Isabel Obret Mendive, Ibraín Piloto Díaz, Francisco Y. Fumero González, Jhony Sandro Castañeda Rojas
35 lecturas
PDF
Efecto de la extracción del cristalino en la presión intraocular de pacientes con glaucoma por cierre angular primario

Objetivo: Describir el efecto de la extracción del cristalino transparente en la presión intraocular de pacientes con glaucoma por cierre angular primario.
Métodos:
Se realizó un estudio descriptivo longitudinal prospectivo en la provincia de Pinar del Río, entre enero del año 2013 y diciembre de 2019, que incluyó a 54 ojos de 54 pacientes con glaucoma por cierre angular primario y cristalino transparente, tratados con facoaspiración. El análisis estadístico se realizó a través del programa SPSS.
Resultados:
Hubo diferencias muy significativas (p< 0,001) en los valores de presión intraocular media entre el preoperatorio y el posoperatorio. El número de medicamentos no mostró diferencias significativas (p= 0,317) y el porcentaje de reducción promedio de la presión intraocular fue de 33,9 ± 4,3. Al final del período de seguimiento el 68,5 % manifestó valores de 18 mmHg o más. El estadio glaucomatoso, la existencia o no de sinequias anteriores periféricas, el valor medio de la presión intraocular preoperatoria y del número de medicamentos mostraron diferencias significativas (p= 0,006; p= 0,001; p= 0,001 y p= 0,045 respectivamente) entre las categorías de control de la presión intraocular.
Conclusión:
La extracción del cristalino transparente reduce la presión intraocular en pacientes con glaucoma por cierre angular primario, lo que se corrobora a mediano plazo; aunque la mayoría de los ojos tratados no alcanzan un control total y mantienen el número de medicamentos sin variación.

Henry Pérez González, Juan Raúl Hernández Silva, Teddy Osmín Tamargo Barbeito, José Carlos Moreno Domínguez, Yanet García Concha
42 lecturas
PDF
Lizet Sánchez Acosta, Belkys Rodríguez Suárez, Ana María Méndez Duque de Estrada, Daylin Cárdenas Chacón, Nayette Ivonne Nafeh Mengua
24 lecturas
PDF
Efectividad de la dorzolamida en el tratamiento del edema quístico macular poscirugía de catarata

Objetivo: Evaluar la efectividad del tratamiento combinado con dorzolamida tópica en pacientes con edema quístico macular poscirugía de catarata.
Métodos:
Se realizó un estudio experimental en pacientes atendidos en el Servicio de Vítreo-Retina del Instituto Cubano de Oftalmología "Ramón Pando Ferrer”, en el año 2018. Se definió el grupo de casos (dorzolamida y tratamiento convencional) y el grupo control (tratamiento convencional), los cuales se evaluaron en la consulta inicial y al mes de tratamiento.
Resultados:
La edad media fue de 60,73 ± 11,25 años. Predominó el sexo femenino (53,33 %), el ojo afectado derecho (60,00 %), el tiempo posquirúrgico ≤ 3 meses (63,33 %), sin factores de riesgo asociados (56,67 %). El edema sin alteraciones asociadas fue más frecuente (80,00 %). La media del grosor macular disminuyó en ambos grupos (de 529,27 ± 183,58 a 349,93 ± 221,35 en los casos y de 498,87 ± 213,26 a 373,53 ± 215,51 en los controles). Resultó mayor la variación en el grupo de casos (179,33 p= 0,008). La agudeza visual aumentó en ambos grupos. Se observó un porcentaje mayor de ojos que mejoraron la visión en el grupo de casos (52,38 %). La mejoría de la agudeza visual se relacionó con la recuperación del grosor macular.
Conclusiones:
En los casos con edema quístico macular poscirugía de catarata, en los que está indicado el tratamiento tópico con antinflamatorios, la combinación con dorzolamida resulta efectiva para la reducción del grosor macular y la mejoría de la agudeza visual corregida.


Elianne Perera Miniet, Meisy Ramos López, Laine García Ferrer, Rocío Hernández Martínez, Juan Raúl Hernández Silva
15 lecturas
PDF
Hipertensión ocular asociada al desprendimiento de la retina regmatógeno

Objetivo: Describir el comportamiento de la hipertensión ocular asociada al desprendimiento de la retina regmatógeno.
Métodos:
Se realizó un estudio observacional descriptivo de corte longitudinal retrospectivo de una serie de casos atendidos en la consulta de Vítreo-Retina del Instituto Cubano de Oftalmología “Ramón Pando Ferrer” en el período comprendido de mayo del año 2016 a diciembre de 2019. Se estudiaron 7 ojos de 7 pacientes. Se utilizaron las siguientes variables: edad, sexo, antecedentes patológicos oculares, tiempo de evolución de la disminución de la visión, tensión ocular, tipo de rotura retinal, cirugía de retina realizada y tratamiento antihipertensivo ocular.
Resultados
: Predominó el sexo masculino, con un promedio de edad de 27,2 años. La mayoría de los pacientes tuvieron rotura retinal en el cuadrante nasal superior y todos en extrema periferia. Todos los pacientes tuvieron la presión intraocular antes de la cirugía por encima de 30 mmHg. A todos se le indicó tratamiento hipotensor tópico y se les realizó cirugía convencional. Con diferentes fluctuaciones de la presión intraocular posterior a la cirugía, todos los pacientes normalizaron la tensión ocular y mantuvieron la retina aplicada.
Conclusiones:
El diagnóstico correcto de este síndrome puede ofrecer dificultad porque los signos de una condición pueden enmascarar los de otra. El reconocimiento de la entidad puede ser más fácil si el oftalmólogo tiene en mente que estas entidades pueden aparecer juntas. De esta forma, se hace un diagnóstico y un tratamiento certero que evite la discapacidad visual por esta causa.

Susel Pozo Correa, Mayelín Cheong Quiala, Beatriz Rodríguez Rodríguez, Odisbel Torres González, Arianna Hernández Pérez
29 lecturas
PDF

Revisiones

Isabel Obret Mendive, Yuderkys Díaz Águila, Lizet Sánchez Acosta, Daylin Cárdenas Chacón, Francisco Y. Fumero González
23 lecturas
PDF
Elizabeth Arzuaga Hernández, Ibraín Piloto Díaz, Francisco Yunier Fumero González, Marerneda Domínguez Randulfe, Maikel Batista Peña
19 lecturas
PDF
Yuderkys Díaz Águila, Isabel Obret Mendive, Gelén Chaviano León, Francisco Y. Fumero González, Marerneda Domínguez Randulfe
24 lecturas
PDF
Yantsy Pérez Rangel, Francisco Y. Fumero González, Gelén Chaviano León, German A. Álvarez Cisneros, María Elena Rangel Hernández
22 lecturas
PDF
Marcelino Río Torres, Michel Guerra Almaguer
7 lecturas
PDF

Presentación de casos

Francisco Y. Fumero González, Ibraín Piloto Díaz, Stefano Baiocchi, Elizabeth Arzuaga Hernández, Yantsy Pérez Rangel
12 lecturas
PDF
Germán Antonio Álvarez Cisneros, Ibraín Piloto Díaz, Maritza Miqueli Rodríguez, Francisco Y. Fumero González, Yantsy Pérez Rangel
84 lecturas
PDF
Elizabeth Arzuaga Hernández, Maikel Batista Peña, Daylin Cárdenas Chacón, Liset Sánchez Acosta, Dayamis Núñez Fuentes
12 lecturas
PDF
Esclerectomía profunda no penetrante en el glaucoma avanzado

El tratamiento del glaucoma se realiza con el objetivo de disminuir los niveles de presión intraocular, único factor tratable hasta el momento, y debe ser individualizado. Se presenta un paciente masculino de 54 años de edad, de piel mestiza, intelectual, con antecedentes de aparente salud y diagnóstico de glaucoma desde hace 10 años. Se realizó trabeculectomía con antimetabolito (mitomicina C) en el ojo izquierdo en el año 2012 por daño glaucomatoso avanzado. En el año 2016 acudió a nuestra consulta y refirió mala visión y descontrol de la presión intraocular de ambos ojos. Se constataron cifras muy elevadas de presión intraocular en ambos ojos, superiores a 30 mmHg; en el ojo derecho la unidad de visión con su mejor corrección y un daño campimétrico muy avanzado limitado a una isla de visión central con caída hasta los 5° centrales, y el ojo izquierdo no alcanzaba la percepción luminosa. Después de combinar 3 líneas farmacológicas con la dosis máxima, los valores de la presión intraocular no eran protectores. Surgió la disyuntiva entre realizar una cirugía filtrante, temiendo al riesgo quirúrgico elevado y tratándose de un ojo único, o no practicar cirugía alguna y solo continuar con el tratamiento farmacológico a pesar de no conseguirse valores de presión intraocular meta. Se decidió realizar esclerectomía profunda no penetrante con antimetabolito (mitomicina C al 0,02 %). No se presentaron complicaciones asociadas y se consiguió el descenso de la presión intraocular a 24 mmHg, por lo que al mes de la cirugía se realizó goniopuntura. Se obtuvo la presión intraocular objetivo, sin progresión del daño glaucomatoso y hubo conservación de la agudeza visual.

Yuderkys Díaz Águila, Gelen Chaviano León, Isabel Obret Mendive, Francisco Yunier Fumero González, Ibrain Piloto Díaz
13 lecturas
PDF
Niurka María Velázquez Pinillos, María Julia Pérez Marrero, Emérita Iliana Rodríguez López, Cynthia María Tirado Garcés
34 lecturas
PDF
Implante de la válvula de Baerveldt en un caso con glaucoma refractario

Se presenta una paciente femenina, de 52 años de edad, con antecedentes de asma bronquial, miopía y glaucoma juvenil diagnosticado a los 22 años de edad. Le fueron realizadas dos trabeculectomías en el ojo izquierdo y una en el ojo derecho. En el año 2008 se le realizó cirugía de facoemulsificación más implante de lente intraocular en ambos ojos. La paciente acudió a nuestro Servicio hace un año, y refirió disminución progresiva de la visión. El examen oftalmológico reveló agudeza visual mejor corregida de 0,4 y presión intraocular de 30 y 23,5 mm/Hg para los respectivos ojos, con terapia hipotensora máxima tolerable. Al fondo de ojo se observó daño glaucomatoso avanzado, mayor en ojo izquierdo. Como opción de tratamiento se realizó ciclofotocoagulación transescleral en 2 cuadrantes del ojo derecho. A los 6 meses se constató presión intraocular de 30 y 18 mm/Hg, y se decidió el implante de la válvula de Baervelt en el temporal superior del ojo derecho. En el posoperatorio a los 7 días el examen oftalmológico arrojó presión intraocular de 5 mm/Hg, atalamia grado III y agudeza visual mejor corregida de 0,2. Se prescribió tratamiento con midriático ciclopléjico y antinflamatorios tópicos y sistémicos, y se logró a los 15 días mejoría del cuadro ocular. Se obtuvo buena agudeza visual y presión intraocular de 12 mmHg a los 3 meses del posoperatorio. El dispositivo del drenaje de Baerveldt es eficaz para lograr la reducción de la presión intraocular en el glaucoma refractario.

Gelen Chaviano León, Elizabeth Arzuaga Hernández, Yuderkys Díaz Águila, Yantsy Pérez Rangel, Francisco Yunier Fumero Gonzalez
16 lecturas
PDF

Correspondencia

Taimi Cárdenas Díaz
48 lecturas
PDF

Nota Editorial

Michel Guerra Almaguer
21 lecturas
PDF